La leyenda

La princesa Cuzán se encontraba comprometida en matrimonio con el príncipe Ek Chapat.

Al conocer al joven guerrero Chalpot. quedan sus almas atrapadas en un lazo de fuego. El rey al enterarse, decide sacrificar a Chalpot por su osadía, pero Cuzán le promete jamás volver a verlo y casarse con el príncipe a cambio de salvar a su amado.

El rey le concede la vida, pero un hechicero lo entrega a la princesa convertido en un escarabajo, ella fiel a su amor, lo cubre de piedras preciosas y lo prende  junto a su corazón. Cumpliendo así el juramento de nunca olvidarlo jamás.

Así nació el Mackech.